jueves, 3 de septiembre de 2015

El nuevo presidente de Guatemala: un político de carrera mientras la calle pide cambio

Hay quien dice en Guatemala que Alejandro Maldonado siempre había querido ser presidente del país. Lo intentó en un par de ocasiones en los años ochenta y lo dejaba entrever en su libro de memorias publicado en 2013.
Ahora, a sus 79 años, este jurista y político conservador llega a la Presidencia de Guatemala, por emergencia y sin pasar por las urnas. Maldonado juramentó su cargo ante el Congreso este jueves, después de que los diputados aceptaran la renuncia de Otto Pérez Molina
 
La lucha contra la corrupción endémica lo ha precipitado todo en Guatemala.
Asediado por la sospecha, el presidente Otto Pérez Molina perdió la inmunidad y renunció a su cargo este miércoles. Cuatro meses antes, la vicepresidenta Roxana Baldetti también se vio forzada marcharse y ahora se encuentra en prisión preventiva.
 
Fue entonces, en mayo, cuando Alejandro Maldonado resultó ser la única opción de consenso para asumir la Vicepresidencia; ahora en septiembre, la marcha del presidente lo lleva a asumir el cargo, como marca la Constitución.
 
El presidente entrante ha tenido "buena relación con todos los políticos", explica el guatemalteco Edgar Gutiérrez, director del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos.
“Es un hombre del establishment
 
Así describe Gutiérrez el presidente entrante. Lo presenta como un hombre con mucha experiencia en asuntos de Estado, conservador, parte intrínseca del establishment de Guatemala en las últimas décadas.
 
Alejandro Maldonado fue magistrado de la máxima institución judicial de Guatemala, la Corte de Constitucionalidad, hasta mayo. “Siempre procura fallos judiciales salomónicos, siempre da una parte a unos y otra parte a otros. Nunca tiene decisiones definidas”, explica por teléfono el director del Instituto de Problemas Nacionales desde Ciudad de Guatemala.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario