martes, 26 de enero de 2016

Forenses salvadoreños confirman delicado estado de salud expresidente Flores

SAN SALVADOR (El Salvador). Fotografía de archivo del 7 de enero de 2016, del expresidente salvadoreño Francisco Flores durante una audiencia especial en el Centro Judicial Dr. Isidro Menéndez.
 SAN SALVADOR. Un equipo de tres forenses del Instituto de Medicina Legal (IML) de El Salvador informó hoy que el estado de salud del expresidente Francisco Flores “es delicado”, tras el reconocimiento realizado al exmandatario, ordenado por el Juzgado Quinto de Sentencia de San Salvador a petición de la Fiscalía.

La orden, que debía ser cumplida en un plazo de 24 horas desde su emisión, se llevó a cabo de forma inmediata en el Hospital de la Mujer de San Salvador, donde se encuentra ingresado Flores, tras sufrir una obstrucción arterial el pasado domingo, que lo mantiene en “coma clínico”, según informó su abogado, Edgar Morales Joya.

Los médicos forenses, quienes declinaron facilitar más datos sobre el estado del expresidente (1999-2004), procesado por delitos de corrupción, señalaron que el director del IML, Pedro Hernán Martínez, será quien “ofrezca el informe oficial”, aunque no detallaron cuándo.

Flores, que afronta un proceso judicial por enriquecimiento ilícito, peculado y desobediencia, fue intervenido en dos ocasiones desde su ingreso al centro hospitalario, agregó Morales Joya, quien manifestó que el estado del exmandatario es “muy grave y delicado”.

El fiscal general de El Salvador, Douglas Meléndez, preguntado por la continuidad del proceso judicial abierto contra Flores, manifestó que “hay que esperar el resultado de los chequeos del IML para determinar el procedimiento a seguir”.

Las acusaciones que pesan contra Flores se deben a que, según los demandantes, se apropió de 5 millones de dólares y desvió otros 10, procedentes de donaciones taiwanesas que estaban destinadas para obras de reconstrucción y de atención a las víctimas de dos terremotos que afectaron al país en 2001.
Este se encuentra a la espera de ser juzgado por los delitos que se le imputan, tras haber sido aplazada la vista pública, inicialmente fijada para el pasado 18 de enero y retrasada hasta nuevo aviso por petición de la Fiscalía “para resolver el sistema de declaración de testigos que viven en el extranjero”.

Durante la audiencia preliminar, el juez Miguel Ángel García Argüello, del Juzgado Séptimo de Instrucción, agregó a la imputación el lavado de dinero, pero la Cámara Primero de lo Penal suprimió ese delito del proceso penal y le restituyó el arresto domiciliario.

Flores, quien padece de trombosis en su pierna derecha y problemas de vesícula, también fue hospitalizado de urgencia el pasado 22 de diciembre, tras sufrir un sangrado interno, pero en esa ocasión no llegó a perder la consciencia.

El exmandatario ya había sido hospitalizado durante 19 días en octubre de 2014 por la trombosis que padece y los problemas biliares.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario