martes, 1 de septiembre de 2015

Palabras de José Del Castillo Saviñón, Ministro de Industria y Comercio en el IV Foro Mesoamericano de PYMES.

  Jose Del Castillo Saviñón, Ministro de Industria y Comercio  en el IV Foro Mesoamericano de PYMESDe,  modo que, como ya habrán advertido, en el marco de este encuentro tenemos la fundamental tarea de aportar decididamente a la definición de la nueva agenda Mesoamericana de Fomento a las MIPYMEs y el emprendimiento, a partir de las buenas prácticas hoy vigentes en la región, esbozar una Propuesta de gobernanza en el marco del eje de aumento de la competitividad y apoyo a las PYMES, y proponer un esquema de monitoreo y seguimiento a los acuerdos definidos en los espacios de diálogo y estoy confiado que con este nutrido grupo de expertos Viceministros, Directores y delegados, esta tarea será realizada con una gran destreza y relativa facilidad, pero por sobre todo, con un gran compromiso.

 Como ya les avance al principio, en esta edición del Foro, la Inclusión Financiera ha sido propuesta como tema central y quiero detenerme un poco a compartir los avances recientes de la República Dominicana en lo que a financiamiento para el segmento MIPYME se refiere, pues hemos sido protagonistas y coparticipes del dinamismo extraordinario registrado en la Banca Pública, la cual a través de nuestra Banca Solidaria Dominicana, con su red que hoy alcanza ya 73 sucursales a lo largo de todo el territorio nacional, ha proporcionado financiamiento por un monto superior a RD$9,000 millones, equivalentes a US$ 211 millones, en estos tres años de Gobierno.

 Estos préstamos han sido destinados a sectores tradicionalmente excluidos de la oferta de créditos, y que hoy acceden a fondos mediante esquemas solidarios, junto con educación financiera y apoyo a emprendimientos de subsistencia cambiando las vidas de los receptores, sus familias y su entorno local inmediato, al tiempo que han mostrado una performance extraordinario y compromisos y voluntad de repago con tasas de recuperación superiores al 99% y generando más de 48,000 plazas de trabajo

Junto a esta oferta, coexisten además los financiamientos otorgados por el Banco de Reservas –nuestro banco comercial publico-, el cual a través de su cartera de préstamos PYMES y el programa Prospera ha colocado ya montos superiores a los RD$ 5,086.17 millones, esto es US$ 119.14 millones.

 En tanto, el Banco Agrícola ha recuperado el dinamismo en la colocación de fondo para el financiamiento del sector agropecuario y mediante el Fondo Especial de Desarrollo Agropecuario (FEDA) ha estado apoyando acompañándolos proyectos y compromisos asumidos en las visitas sorpresas semanales que realiza nuestro Presidente Constitucional de la Republica, Lic.
Danilo Medina Sánchez, otorgando fondos superiores a los RD$ 34,383 millones, es decir, US$ 805.41 millones, totalizando mas de RD$ 49,002 millones de pesos, o lo que es lo mismo, US$ 1,147.86 millones en préstamos, a tres años del relanzamiento del financiamiento público focalizado a las MIPYMES.

Naturalmente, la respuesta del sector financiero privado no se ha hecho esperar y hemos visto a los bancos comerciales privados aumentar las opciones de financiamientos orientadas específicamente a las MIPYMES, junto a la realización y apoyo de ferias sectoriales, y la implementación de programas novedosos que posibilitan la reestructuración de los microempresarios y sus emprendimientos a través de iniciativas y productos como Preserva del Banreservas, Confía en ti de la Asociación La Nacional, Ademi al Rescate y Recomienza del BHD, entre otros, que procuran ayudar a recuperar y hacer uso eficiente del crédito para empresarios que han enfrentado tiempos “difíciles” y que los habilita para recomenzar e incluirse nueva vez desde el punto de vista financiero, la actividad formal.

Asimismo, la modificación de la regulación prudencial que ha permitido el establecimiento de subagentes bancarios en todo el territorio nacional ha propiciado una ampliación en el acceso al crédito y a acercado los bancos a comunidades remotas y a las y los ciudadanos a todo lo largo y ancho de la República .

Estas iniciativas coexisten con ofertas públicas y privadas de educación financiera, como las del Banco Central y nuestro propio Ministerio de Industria y Comercio, entre otras agencias gubernamentales, que buscan propiciar el desarrollo de capacidades en nuestras MIPYMES para una gestión financiera mas eficiente, así como la organización y sistematización de la información.

De igual manera, estamos avanzando en la gestión financiera de las Microempresas de Subsistencia y, en colaboración con la Vicepresidencia de la República y los Centros Tecnológicos Comunitarios, desarrollamos un programa de formación de formadores en educación financiera, el cual nos viabiliza replicar los conocimientos a través de más de 100 centros tecnológicos ubicados en toda la geografía nacional.

Finalmente, en materia de promoción y desarrollo de alternativas financieras para las MIPYMES, tanto del sector público como privado, impulsamos el uso de Factoring como una alternativa cada vez más conocida en el país y más usada, para el financiamiento de facturas a exportadores,

No hay comentarios.:

Publicar un comentario