jueves, 27 de octubre de 2016

Médicos huyen de Puerto Rico y dejan a pacientes en el limbo

Medicos
Wanda Serrano llegó al principal hospital público de Puerto Rico justo antes del amanecer para llevar a su hijo de 17 años a una cita. Seis horas después, ambos seguían en una abarrotada sala de espera con la esperanza de ser atendidos por un doctor.


Habían asistido al Centro Médico de San Juan para ver a uno de los muchos especialistas que el joven necesita para su tratamiento de esclerosis tuberosa, una enfermedad genética que puede causar tumores en el cerebro, riñones y otros órganos.

Pero cada vez es más difícil encontrar médicos especializados en una isla sumida en profundos problemas económicos. Pasar seis horas en la sala de espera ya no es la excepción, sino la regla. Un neurólogo pediátrico le dijo hace poco a Serrano que su hijo, Cedrik, necesitaba esperar 10 meses para ser atendido.

“Uno vive aterrorizado todos los días”, dijo Serrano hace unos días mientras se aferraba a su historial médico y volteaba ansiosamente al pasillo en espera de que apareciera un enfermero o un doctor. “Uno se siente impotente.

Eso es el no poder hacer nada y esperar a que llegue la fecha”. Los médicos han abandonado Puerto Rico gradualmente durante una recesión que ya ha cumplido una década y que tiene asfixiada a la isla, llevando a más de 200.000 personas a emigrar al territorio continental de Estados Unidos en busca de mejores oportunidades.

Lo que era una salida constante de pediatras, cirujanos, ortopedistas, neurólogos y otros especialistas se ha convertido ahora en una estampida, dado que la economía no da muestras de mejorar y los problemas financieros en el programa de seguros de salud del territorio prácticamente imposibilitan que los doctores puedan seguir en activo.

Se espera que este año unos 700 médicos dejen Puerto Rico, el doble de los que emigraron hace dos años, comentó el doctor Víctor Ramos, presidente de la Asociación de Cirujanos de la isla.
Publicidad

No hay comentarios.:

Publicar un comentario