Aprueban poderes de Maduro para legislar
 El Parlamento venezolano aprobó en una sesión extraordinaria dominical la petición del presidente del país, Nicolás Maduro, de ser autorizado para legislar por decreto para enfrentar recientes "amenazas" efectuadas por Estados Unidos.
Con los votos de la mayoría afín a Maduro y el rechazo de la minoría opositora, la unicameral Asamblea Nacional (AN, Parlamento) aprobó en segunda y definitiva discusión la llamada "ley habilitante antiimperialista", que faculta a Maduro a redactar y sancionar leyes sin el concurso previo ni posterior de los diputados.
 
 "ley antiimperialista" tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de 2015, a partir de su publicación en la Gaceta Oficial de Venezuela, según informó la plenaria. La solicitud la radicó el primer mandatario el pasado martes ante el Parlamento, con gran mayoría oficialista, después que Estados Unidos declaró a Venezuela una "amenaza extraordinaria" para su seguridad nacional. 
 
Sin entrar en detalles, el proyecto legislativo permitirá a Maduro "perfeccionar el sistema jurídico venezolano... para proteger nuestro territorio y fortalecer la fuerza armada... Prepararnos económica, financiera y comercialmente para cualquier variante de bloqueo del gobierno de Estados Unidos", según ha dicho.
 
El presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, desestimó durante la sesión que la ley antiimperialista sea la última que se aprueba en Venezuela, pues alegó que se trata de "un mandato constitucional".
 
Maduro confía en apoyo de UNASUR
En la víspera, la UNASUR rechazó que Estados Unidos declarara a Venezuela una amenaza. Maduro agradeció el apoyo e indicó que el despliegue militar que su gobierno ordenó a lo largo del territorio se extenderá hasta el 28 de marzo.
 
Desde la oposición, el gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, se preguntó en Twitter si "esta nueva habilitante va a resolver los problemas? Hará que baje la inflación? Acabará con la escasez? Alimentará a los venezolanos?"
 
Maduro logró en noviembre de 2013, siete meses después de asumir el gobierno, una primera ley habilitante de un año de duración. Durante ese tiempo promulgó 50 decretos ley que aumentaron el control del Estado en la economía, crearon el marco de funcionamiento de algunos programas sociales y fortalecieron la normativa de combate a la corrupción.