martes, 15 de septiembre de 2015

El papa pronunciará 26 discursos en Cuba y Estados Unidos, la mayoría en español

 Francisco será el tercer papa que viaja a Cuba
 CIUDAD DEL VATICANO. El papa Francisco comenzará el 19 de septiembre su décimo viaje internacional, un periplo que le llevará a Cuba y Estados Unidos durante nueve días en los que pronunciará 26 discursos, la mayor parte de ellos en español.

La gira papal empieza en La Habana, en cuyo aeropuerto José Martí le recibirá el presidente cubano, Raúl Castro, el próximo sábado, y donde al día siguiente presidirá una misa al aire libre en la Plaza de la Revolución, como hicieron anteriormente sus predecesores, Juan Pablo II y Benedicto XVI.

El tercer papa que viaja a Cuba visitará a Castro oficialmente el domingo 20 de septiembre y no se excluye que sea en esta jornada cuando el pontífice mantenga una reunión con el anterior presidente y líder de la revolución cubana, Fidel Castro.

Ese mismo día el papa celebrará vísperas en la Catedral de La Habana y luego acudirá al Centro Cultural Padre Félix Varela, un encuentro destinado a proporcionarle un contacto con la juventud cubana.

Al día siguiente Bergoglio viajará al oriente de la isla caribeña, a Holguín, una localidad que no habían visitado los anteriores papas, que bendecirá desde la Loma de la Cruz y donde presidirá una misa en su Plaza de la Revolución.

El mismo lunes viajará a Santiago, donde se reunirá con los obispos cubanos y acudirá al Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, la patrona de la isla.

En ese lugar el martes celebrará una misa y mantendrá un encuentro con familias; posteriormente tiene previsto bendecir a esta ciudad que cumple ahora cinco siglos desde su fundación.

El 22 de septiembre el avión de Alitalia que le habrá llevado de Roma a Cuba trasladará al papa a Washington, para comenzar la segunda etapa de este periplo pontificio.

En la base militar Andrews acudirán a recibirle de manera privada el presidente Barack Obama y su esposa, Michelle, aunque la recepción oficial se celebrará al día siguiente, cuando Bergoglio acudirá a la Casa Blanca.

Ese 23 de septiembre, tras la bienvenida solemne en el jardín sur de la Casa Blanca y el encuentro con Obama en su despacho oval, el pontífice se reunirá con los obispos estadounidenses en la catedral de San Mateo y, ya por la tarde, presidirá la ceremonia de canonización del beato español Junípero Serra, en el Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción.

El 24 de septiembre el papa irá al Congreso, reunido en sesión conjunta y ante el que pronunciará el primer discurso que un papa es invitado a dar en ese lugar; se ha programado posteriormente una reunión con algunos sintecho en la parroquia de San Patricio.

A Nueva York llegará ese mismo jueves y, a última hora del día celebrará las vísperas en la Catedral de San Patricio con representantes del clero, religiosos y religiosas.

El día 25 a primera hora el pontífice argentino tiene previsto llegar a la sede de las Naciones Unidas, donde será recibido por su secretario general, Ban Ki-Moon, y ante cuya Asamblea General pronunciará en español un discurso “esperado e importante”, según explicó a la prensa en el Vaticano el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi.

La visita posterior a la Zona Cero será la ocasión de participar en un encuentro interreligioso en recuerdo de las víctimas de los atentados contra el World Trade Center del 11 de septiembre de 2001.

En la escuela Nuestra Señora Regina de los Ángeles de la ciudad de los rascacielos el papa mantendrá un encuentro con familias de inmigrantes y la jornada terminará con la celebración de la misa en el Madison Square Garden.

El sábado 26 de septiembre el papa irá a Filadelfia, en cuya catedral de San Pedro y San Pablo celebrará una misa con obispos y clero de Pensilvania y luego, en el Independence Hall, se reunirá con miembros de la comunidad hispana y otros inmigrantes en un encuentro organizado para defender la libertad religiosa.

Luego el papa participará en la Fiesta de las Familias y en una oración en el Benjamin Franklin Parkway, uno de los grandes eventos organizados para el final de su viaje a Estados Unidos.
El domingo, y después de mantener un encuentro con obispos que participan en el Encuentro Mundial de las Familias, en el seminario Carlos Borromeo, el papa visitará a algunos presos del centro Curran-Fromhold.

El último gran acto previsto será la misa con la que concluye el VIII Encuentro Mundial de las Familias en el Benjamin Franklin Parkway de Filadelfia, de cuyo aeropuerto internacional partirá el vuelo de la compañía American Airlines que devolverá al papa a Roma, adonde llegará ya el lunes, 28 de septiembre.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario