lunes, 16 de marzo de 2015

Despido de periodista que reveló escándalo de Peña Nieto desata revuelo en México

México< Una de las más reconocidas periodistas mexicanas que reveló con su equipo un posible conflicto de interés del entorno del presidente Enrique Peña Nieto fue despedida del programa radial que conducía, en un caso que ha causado revuelo en el país por lo que varios ven como un golpe a la libertad de expresión.

La salida de Carmen Aristegui de MVS Radio ocurrió unos días después de una disputa entre la periodista y la empresa, que despidió a dos de sus reporteros por supuestamente utilizar sin permiso el nombre de la compañía para promover una plataforma de filtración de documentos, MéxicoLeaks.
La periodista calificó el lunes como un "absoluto atropello" su despido y señaló que dará una "batalla" junto con sus abogados.

Algunos consideraron que Aristegui y su equipo se equivocaron de manera inicial. "Si la periodista no consultó la alianza entre MVS y la plataforma social MéxicoLeaks, ella se equivocó primero", escribió el columnista Ricardo Raphael en el diario El Universal.

Pero hubo una amplia indignación por la manera en que fue despedida en un México que ha tenido una historia de sumisión de algunos medios hacia el gobierno en turno. El programa de Aristegui había sido un ejemplo de cómo la prensa se estaba volviendo más combativa e independiente.

"Carmen Aristegui es una voz imprescindible en nuestra vida pública. Su salida de MVS vulnera seriamente la libertad de expresión en México", dijo en su cuenta de Twitter el intelectual mexicano Enrique Krauze.

Esta es la segunda vez que MVS despide a Aristegui.

La ocasión anterior ocurrió en febrero de 2011 y mientras la empresa arguyó violaciones a su código de ética, la periodista sostuvo que se debió a presiones del gobierno por haber abordado al aire rumores de un posible alcoholismo del entonces presidente Felipe Calderón.

La empresa argumentó ahora que dos periodistas del equipo de investigación de Aristegui, Daniel Lizárraga e Irving Huerta, utilizaron sin permiso el nombre e imagen de la estación para promover MéxicoLeaks, una plataforma digital para recibir filtraciones de información que permite denunciar actos de corrupción de autoridades y que fue presentada la semana pasada.

Aristegui consideró que todo parecía más un "conflicto artificial" y el viernes advirtió que su permanencia dependía del regreso a sus puestos de Lizárraga y Huerta.

En un comunicado la noche del domingo, MVS Radio informó que no aceptaba "el ultimátum" dado por Aristegui por lo que daba "por terminada la relación de trabajo que tenía con la periodista". Dos días atrás había divulgado nuevos lineamientos para sus conductores, algo que fue visto por algunos como una restricción a la libertad de Aristegui.

El ombudsman y defensor de la audiencia de MVS, Gabriel Sosa Plata, había reconocido el derecho de la empresa de establecer las reglas de relación con sus empleados, pero lamentó que no considerara el derecho a la libertad de expresión de sus periodistas.

"Las condiciones impuestas a la periodista eran simplemente inaceptables por dignidad profesional y por cambio unilateral a su contrato", dijo el ombusdman en su cuenta de Twitter y consideró que la "audiencia" de MVS Radio fue ignorada.

Seguidores y simpatizantes de Aristegui han destacado que el despido se da pocos meses después de que junto con su equipo de investigación revelara que la primera dama de México, Angélica Rivera, adquirió una mansión de un contratista público cercano al presidente Peña Nieto desde su anterior cargo como gobernador del Estado de México, vecino a la capital.

Semanas después, otras investigaciones periodísticas dieron a conocer que tanto Peña Nieto como el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, habían adquirido propiedades a empresarios que han recibido contratos públicos.

Esas informaciones fueron un golpe más a la imagen presidencial y de su gobierno, bajo críticas por el manejo de las investigaciones en torno a la desaparición y presunto asesinato de 43 estudiantes de magisterio.

Peña Nieto y su gobierno han negado en todo momento cualquier irregularidad.
La Presidencia no había respondido a una petición de The Associated Press para conocer su opinión sobre el despido de Aristegui.

En redes sociales se ha convertido en uno de los temas más comentados. En Twitter la principal tendencia la mañana del lunes era #EndefensadeAristegui2 y varios promovían dejar de seguir al noticiario de MVS.

Aristegui encabezaba el noticiario estelar matutino, considerado el más escuchado y comentado del país. Su espacio fue ocupado el lunes por el periodista Carlos Reyes.

Durante la emisión, en varios momentos, se reprodujo una cápsula informativa con la lectura del comunicado de la empresa en el que señalaba que había terminado su relación laboral con Aristegui porque no aceptó el ultimátum de la periodista.

Algunos analistas que colaboraban en el espacio de la periodista anunciaron también su salida de la empresa en solidaridad con ella.

"MVS da por terminada su relación con Carmen Aristegui. Yo doy por terminada mi relación con MVS", señaló en su cuenta de Twitter la analista Denise Dresser, quien todos los lunes participaba en una mesa de análisis.

La periodista continúa como conductora de un programa de análisis en CNN en Español. También tiene el portal en internet aristegiunoticias.com.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario